Aviones Clásicos de Combate en la Segunda Guerra Mundial

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Junkers Ju 87 Stuka

 

El Junkers Ju 87 Stuka es un avión de bombardeo en picado de la luftwaffe que voló en la segunda guerra mundial. El Ju 87 Stuka, fue el bombardero en picado más famoso de la guerra.

Junkers Ju 87 Stuka

 

La Blitzkrieg y el bombardeo en picado:

Durante los años 30, con la experiencia adquirida en la primera guerra mundial, la forma de hacer la guerra evolucionó hacia un nuevo concepto de guerra relámpago (En alemán Blitzkrieg).

La idea fundamental se basa en atacar un territorio objetivo en tres fases, logrando la invasión de forma tan rápida que las fuerzas defensoras no puedan reaccionar:

  • La primera de ellas consiste en un bombardeo llevado a cabo por escuadrillas de aviones que debiliten los objetivos estratégicos (Transporte ferroviario, carreteras, líneas eléctricas, etc.) pero sobretodo deben abrir un corredor libre de tropas enemigas para la segunda fase.
  • La segunda fase consiste en una rápida incursión de blindados por el corredor abierto por la aviación, esto hace que las fuerzas enemigas queden dividas en dos por ese corredor de blindados muy difícil de atacar.
  • Tras los blindados entra la infantería regular, que apoyada por estos, abre el pasillo en el que se encuentran como si fuera un árbol, embolsando a las desorganizadas tropas defensoras hasta su aniquilación o rendición.

Es obvio que cuanto más efectivo y preciso sea el bombardeo inicial, menos dificultades encontraran a su paso los blindados y menos recursos deberá gastar la potencia atacante.

Los americanos demostraron que la forma más efectiva y económica de atacar blancos concretos era mediante la técnica del bombardeo en picado, en la que un avión relativamente ligero, armado con pocas bombas, que volaba a media altura, se descolgaba en picado sobre el objetivo y soltaba sus bombas durante este recorrido. Al no tener que calcular donde iba a caer la bomba, la precisión de este método era asombrosa.

Esta técnica desarrollada por la Aviación de la marina Estadounidense fue probada con aviones biplanos de la serie Curtiss Hawk. Ernst Udet en una visita a Estados Unidos quedó asombrado con estos aparatos y la técnica del bombardeo en picado y pidió uno como regalo para llevarlo a Alemania.

De esta manera, los Estadounidenses regalaron a Alemania su primer Sturzkampfflugzeug o bombardero en picado.

Curstiss Hawk tipo 4

(imagen: un Curtiss Hawk tipo 4)


 

Desarrollo del Junkers Ju 87 Stuka:

Henschel 123

Cuando Udet regresó a Alemania, no le costó convencer a Hermann Göring de la necesidad de construir bombarderos en picado. Alemania priorizó el desarrollo de su propio avión de bombardeo en picado sobre cualquier otra cosa.

Este desarrollo llevó hasta el ágil Henschel 123 y el Arado 95, un aparato a caballo entre el Hs 123 y el Ju 87.El Ar 95 Conservaba el motor radial del Hs 123, era biplano como este y llevaba tren de aterrizaje carenado y un fuselaje parecido al del Stuka.

 

En el otoño de 1935 llegó el primer prototipo de Stuka como sustituto para el Hs 123. Era un monoplano de líneas mas marcadas que el Ar 95 que en sus primeras versiones montaba el motor inglés Rolls-Royce modelo Kestrel. Ya en 1936 con la producción en serie comenzaron a montar los recién desarrollados Junkers Jumo de 12 cilindros en V invertida refrigerados por aceite. Estos Jumo oscilaron entre los 600 y 1300 caballos de potencia.

(imágenes: Superior Hs 129, Inferior Ar 95)

Arado Ar 95

Era un aparto tosco, con alas de gaviota, diseñado para volar a bajas velocidades, por lo que no se hicieron grandes esfuerzos para mejorar su aerodinámica, ni siquiera los remaches estaban nivelados a la superficie y el tren de aterrizaje en ciertas versiones iba protegido con piezas de cuero en lugar de metal.

El Junkers Ju 87 Stuka estaba concebido como un tanque, para fabricarlo y repararlo rápido y sin dificultad. Pero pese a su estética poco cuidada, equipaba algunas genialidades como detonadores en el tren de aterrizaje, que permitían volar una rueda en caso de perder la otra por un ataque, facilitando de este modo el aterrizaje de emergencia.

También tenía una hélice pequeña colocada en el carenado del tren de aterrizaje conocida como “trompeta de Jericó” que al picar el aparto, emitía un sonido psicológicamente aterrador para el enemigo y que hoy en día es uno de los sonidos más característicos de la segunda guerra mundial.

Podía transportar una bomba de hasta 1800 Kg en un dispositivo con forma de trapecio que al realizar el picado desplazaba la bomba fuera del alcance de la hélice. El piloto mediante una ventanilla colocada en el suelo del aparato podía comprobar el correcto desplazamiento de la bomba para evitar accidentes.

En la legión cóndor, durante la guerra civil española (1936-1939) quedó patente que los pilotos de Ju 87 Stuka podían perder la visión durante el picado o tras este debido a las fuerzas G implicadas en semejante maniobra. Por esto el Junkers 87 Stuka incorporaba un “proto-piloto automático” que una vez en picado, recuperaba la horizontalidad del vuelo a 550 metros del suelo aunque el piloto no accionara la palanca para tal efecto.

 

El Junkers 87 Stuka en combate:

Al principio la Luftwaffe contaba con supremacía aérea en sus ataques sobre Polonia, los países bajos, Noruega, Francia etc. La aplastante victoria en Polonia, los éxitos en Dunkerke y la destrucción de la línea Maginot dotaron al Stuka de una fama y respeto que pronto perdería.

Junkers Ju-87 stuka

Durante la batalla de Inglaterra, los Hurricane y los Spitfire dieron buena cuenta de los Stuka alemanes, haciéndole perder la fama de invulnerable que tenía. El Ju 87 tuvo que ser retirado de la batalla de Inglaterra debido a las grandes pérdidas que el aparato estaba sufriendo en ese frente contra una RAF bien equipada. Este fue el principio del fin de la Luftwaffe.

Incomprensiblemente, tras la derrota alemana contra Inglaterra la fabricación de Ju 87 Stuka aumentó. Los Stuka fueron derivados a Grecia, Yugoslavia, Norte de África y la Unión Soviética donde participaron de manera decisiva en las pocas victorias alemanas en estos campos de combate. La historia se repitió con apabullantes victorias hasta la llegada de fuerzas aéreas bien equipadas (con los P-40 y Hurricane en el norte de áfrica, y los Yak y MiG en la URSS).

Junkers Ju 87 Stuka

Por otra parte en Yugoslavia y Grecia el Ju 87 cosechó importantes victorias debido a la orografía montañosa que imposibilitaba el bombardeo horizontal de objetivos protegidos en el relieve. Además la luftwaffe en estos territorios contaba con la superioridad aérea que le faltó en el norte de África, Inglaterra, y la Unión Soviética.

 

 

Con el Ju 87 Stuka decayendo en todos los frentes se le empezó a buscar un sustituto. Este fue el motivo del desarrollo del Henschel 129 y del Focke Wulf 189 “Uhu” pero una vez más la planificación de la Luftwaffe fue deficiente y el Stuka siguió en servicio toda la guerra porque no había un sustituto disponible.


Principales versiones del Junkers 87 Stuka

Ju 87A : Versión con un motor Jumo 210 de 720 caballos de potencia  que le permitia volar a 310 Km/h y estaba equipado con dos ametralladoras MG 17 de 7'92 mm, una orientada hacia delante y otra servida por el artillero trasero orientada hacia atrás. Podía transportar 250 Kg de bombas

Ju 87B : El Jumo 211 de esta versión desarrollaba 1200 caballos de potencia, lo que le permitía transportar 500 kg de bombas y volar a 340 Km/h. Estaba equipado con tres ametralladoras MG 17 de 7'922 mm, dos de ellas orientadas hacia delante y la otra hacia atrás.

Ju 87C : También equipado con un Jumo 211 que en esta versión desarrollaba 1410 caballos de potencia que permitían a este aparato volar a 354 Km/h transportando 1800 Kg de bombas (normalmente en una sola). Igual que el Ju-87B estaba equipado con tres ametralladoras MG 17 dispuestas de idéntica forma.

Ju 87G : Era una evolución anticarro del Ju 87D. Se distingue por montar bajo sus alas, dos grandes cañones de 37mm BK 37. Con idéntica planta motriz que el Ju 87D, debido al peso extra de los cañones solo volaba a 344 Km/h. Montaba también las dos ametralladoras MG 17 delanteras y otra trasera.

 

Si copias texto de esta web, por favor asegúrate de incluir un enlace a este documento o a www.avionesclasicos.com

Creative Commons License
Aviones Clásicos by Javier Peinado Zanón is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.

 

 

Junkers Ju 87G

imagen: Detalle de los cañones de un Junkers 87G

 

Última actualización el Miércoles, 23 de Noviembre de 2011 00:40  

Tienda de camisetas de aviones

Redes Sociales

rss logo facebook logo
twittertecno

 

Webs Amigas

Aviones (topaviones)

World War II Freak

La Segunda Guerra Mundial

Aviones (el aviador)

Saber de Guerras

INTERCAMBIAR ENLACES

 

Militar Top

caminos en el aire

Sgm web

Casus Belli

Artículos relacionados